En la historia encontramos la razón de nuestro presente y la ruta clara hacia nuestro futuro.

Me llena de absoluta emoción estar frente a ustedes dando testimonio a nombre del consejo de administración de la Universidad Riviera, formado por Roger Guevara, Víctor Gutiérrez, Sergio Dorantes y su servidor; y que permitan contarles la historia de cómo se ha hecho realidad este sueño.

Creo firmemente que es nuestra historia personal es la que nos cuenta los fundamentos que definen nuestra esencia y esta institución además de estar hecha de mucho esfuerzo y sacrificio, está conformada por la visión de quienes creemos en un futuro mejor para nuestra sociedad; por quienes creemos que la educación es la vía principal para lograr un desarrollo sostenible e incluyente y por todos los que hemos tenido la oportunidad de estar en esta región maravillosa llamada: La Riviera Maya.

La historia de la Universidad Riviera se remonta al año 2005, cuando el Ing. Sergio Dorantes y su servidor iniciamos pláticas para abrir un Centro Educativo en Quintana Roo; dicha inquietud provenía por una parte de las actividades que se realizaban de promoción de una de nuestras empresas dedicada a la capacitación especializada en tecnologías de la información, (Aster) tanto en Cancún como en la Riviera Maya y por otra, por la gran pasión que tenemos hacia la educación después de haber sido catedráticos en la Universidad Anáhuac Mayab; en ese año después de que en el 2001 se había impactado la actividad turística por el efecto del 11 de septiembre (ataque a las torres gemelas) y más aún se había agudizado la disminución de la afluencia turística por el efecto del Huracán Wilma (2005) especialmente en Cancún; se podía observar que el crecimiento de Playa del Carmen tanto en número de visitantes, como en infraestructura hotelera y la propia ocupación hotelera iba en aumento y de forma sostenida.

Por otro lado, les debo mencionar que del 2001 al 2004 decidimos los socios de Grupo Consultores (Roger Guevara y su servidor) expandirnos hacia Cancún, pero debido a los eventos antes mencionados terminamos cerrando la sucursal de Aster a consecuencias de estos eventos.

 No obstante, la experiencia nos había mostrado que Playa del Carmen y la Riviera en su conjunto, se movía a un ritmo diferente que Cancún.

 Coyunturalmente Grupo Consultores, había incursionado con gran éxito en contratos de servicios especializados en Petróleos Mexicanos en conjunto con Grupo Plenumsoft de nuestro amigo y consejero Víctor Gutiérrez durante los años 2004 al 2008 lo cual nos daba como resultado que se podría contar con una fuente de financiamiento relativamente asegurada.

 Y es entonces que decidimos empezar a diseñar una institución de educación superior que respondiera a las grandes demandas del sector turístico, que fuera una institución fundada en valores que son determinantes para el desarrollo del potencial de los jóvenes a favor de la sociedad, de su desarrollo personal y el de sus familias, como son: la verdad, el liderazgo, la libertad, la ética, la solidaridad y el cuidado al medio ambiente.

 Y así nace la Universidad Riviera con la misión de formar personas que sean agentes de cambio, críticos, autónomos y capaces de transformar la sociedad tomando como modelo el desarrollo sostenible.

 También concebimos que la institución atendiera los grandes retos de la actividad turística, pues estamos convencidos de que esta actividad debe ser y seguir siendo el motor del desarrollo de una región como la Riviera Maya, pero sobretodo buscando siempre el equilibrio entre el desarrollo social, el el desarrollo económico y el cuidado al medio ambiente; para eso, sabíamos que nuestra institución debería impulsar la innovación para encontrar nuevas formas de hacer las cosas y que debería ir de la mano de la promoción del espíritu de emprendimiento ya que nuestros egresados deberían ser impulsores del cambio y generadores de valor.

Sin embargo, la historia como la de la mayoría de las familias que vienen a esta maravillosa tierra no iba a ser fácil. En abril de 2009, luego de haber puesto la primera piedra en presencia del Presidente Municipal el C Román Quiam y habiendo recibido el apoyo de las autoridades de la Secretaría de Educación para obtener todos los reconocimientos y acreditaciones necesarias para la apertura en forma la Universidad Riviera; se presenta la gran crisis sanitaria de la Influenza AH1N1, que para todos los que habitamos esta ciudad en ese año, han de recordar que significó la cancelación de mas del 80% de las reservaciones y la caída abrupta de la actividad económica, que sumado a que en el 2008 se había iniciado la gran crisis financiera mundial que se profundizaría precisamente en el año 2009, han de imaginar que teníamos un panorama bastante desolador.

 Sin embargo, siempre hemos pensado que de las peores crisis es cuando mejores oportunidades se presentan y no nos equivocamos.

En el año 2009 los playenses que se quedaron a afrontar la crisis fueron aquellos que además de tener un profundo amor a la región han forjado sus personas a partir de una voluntad férrea y gran compromiso con la región. Y es así que con esta premisa conformamos un equipo 100% decidido y comprometido a afrontar estos obstáculos y reclutando maestros con gran trayectoria profesional y aun mejor calidad humana logramos conformar un equipo de colaboradores de primer nivel; hoy, más adelante daremos cuenta de las personas que han sido parte de esta historia como el Mtro. Ramón Cervantes, el Mtro. Fernando Padilla, la Arq. Araceli comandados por el rector fundador el Mtro. Sergio Dorantes, que desde la fundación de esta Universidad han dado todo por la educación y la transmisión de valores a las nuevas generaciones.

Quisiera pedirles un aplauso para ellos quienes representan a todos nuestros maestros y colaboradores que todos los días entregan sus conocimientos y su experiencia.

En agosto de 2009, hace exactamente 10 años con apenas un centenar de estudiantes y con un edificio que apenas días antes había sido concluido, se realizó la inauguración de esta casa de estudios e inició la materialización de un sueño en el que todos los que amamos la educación hemos sido parte de su historia.

Hoy hemos egresado más de 500 profesionistas. Estudian en nuestras aulas más de 1,000 alumnos, contamos con 10 carreras, 5 maestrías y una preparatoria universitaria; hemos crecido el campus al doble de su capacidad llegando a más de 50 aulas todas equipadas y digitalizadas; con una plantilla de más de 130 profesores donde más del 40% ostenta estudios de posgrado y habiendo recibido recientemente la certificación de calidad en infraestructura de la IFEQROO; les podemos decir que somos una Universidad joven con una historia llena de satisfacciones y desafíos y  con un futuro sumamente prometedor; hoy tenemos un equipo de líderes comprometidos que promueven la innovación, el emprendimiento y la sostenibilidad todos los días, en cada actividad, en cada proyecto académico; hoy hemos sido evaluados por los empleadores de la región como la mejor Universidad, aquella que mejor prepara a sus egresados para el trabajo o para el emprendimiento.

Hoy nos comprometemos ante ustedes alumnos, padres, autoridades y aliados estratégicos a seguir dando todo por la calidad académica, a seguir atento a las necesidades cada vez mas especializadas de las actividades económicas y de las demandas profesionales; a seguir siendo solidarios con la comunidad ayudando en su promoción social; a seguir invirtiendo para tener una infraestructura que responda a los requerimientos de especialización de las carreras; a seguir promoviendo el desarrollo del talento en nuestro equipo de trabajo y en particular al crecimiento académico de nuestros maestros.

Sabemos que el futuro traerá cada vez más exigencias generadas por el desarrollo tecnológico y científico en todas las áreas del quehacer humano y por eso también, nos comprometemos a tener un modelo educativo de vanguardia, actualizado, que provea de las mejores herramientas y competencias a nuestros alumnos.

Les invito a seguir soñando por una mejor Riviera Maya y actuando en consecuencia, les invito a seguir apoyando a la educación, haciendo cada uno su parte desde la casa, desde la empresa, desde la función pública. La educación es la única vía que nos llevará a un desarrollo sostenible e incluyente; apostemos por el conocimiento y sigamos sumando a la historia de este sueño: LA UNIVERSIDAD RIVIERA.