¿Qué APRENDIMOS?

M.A. Blanca Estela Figueiras Morales

 

De acuerdo con George R. Terry, la administración es: “la selección y relación de hechos e información para la realización de  suposiciones a  futuro y formulación de actividades que se creen  innecesarias en el presente pero resultarían  vitales en el futuro para alcanzar los resultados deseables”.

El leer hoy la definición de administración de George R. Terry, provoca reflexionar sobre ¿Qué suposiciones no se hicieron?, ¿O que cosas no se estaban haciendo?  y que pusieron  en riesgo la  continuidad operativa de miles de empresas.

El virus   COVID 19 ha traído,  no sólo una enfermedad que ha causado al día más de  930,000 muertes alrededor del mundo, viene junto con la pandemia  la asimilación de  una nueva normalidad para  todas las personas, independiente de su  género, edad, raza , estrato socioeconómico o credo.

En menos de un año, el mundo cambió, y a pesar del crecimiento exponencial que se ha  alcanzado el desarrollo tecnológico, la realidad hoy debe ser replanteada, en sus aspectos más básicos, como la convivencia humana.  Se deben encontrar  maneras de coexistir disminuyendo la posibilidad de contagio y para  ello será necesario   revalorar las palabras respeto y empatía. Y con esta nueva normalidad, también   deberán  definirse  nuevas formas para vender y comprar productos y servicios.

Hoy después de 6 meses de convivir con el virus en México, se ve  también la  la otra tragedia, la cual se refiere al cierre de  comercios que siempre formaron parte de la vida diaria, y aunque es difícil generalizar las causas, En un entorno local se identifica que  la mayoría de los casos puedo ser por  incapacidad de adaptación  ante esta nueva  realidad ,que además presenta un  entorno  más competitivo. Y nuevamente las palabras de George R. Terry cobran más sentido, en el estricto apego a la  “la selección y relación de hechos e información para la realización de  suposiciones a  futuro”.

El administrador se acompaña a lo largo de su vida, de muchas herramientas  que le ayudan a la  toma de decisiones inteligente, la cual debería estar  basada en el análisis del entorno interno y externo a fin de definir  estrategias a futuro, por medio del uso de  los recursos actuales que tiene la empresa.

 

Sin embargo al analizar los datos que ofrece el periódico el financiero “La crisis económica causada por la pandemia de COVID-19 ha propiciado el cierre de casi 10 mil empresas en el país en dos meses, la mayoría micro y pequeñas”.

Son muchos los factores que han provocado estos cierres, entre los principales:

  • Medidas tomadas para controlar la pandemia del COVID-19 de marzo a mayo, perjudicando a las pequeñas y medianas empresas.
  • Vinculación al mercado internacional, pues el daño a estas firmas se debido al corte gradual en los suministros globales.

La mayoría de las empresas que cerraron fueron del sector de la construcción  y servicios. Y lo más triste de hablar de cierre de empresas es la parte del recurso  humano, donde muchas personas pierden su fuente de ingresos. Lo que con lleva a una  existe una afectación  a la economía familiar lo que al final  generará problemas a todos como  sociedad.

  Muchos de nosotros, como clientes,  podemos encontrar  en nuestra localidad los  negocios que  han  lograron sobrevivir hasta hoy. Y como administrador se siente  uno obligado a hacer una reflexión y ante ello, y después de una análisis, encuentro algunas similitudes entre estos   negocios que han logrado continuar:

 

  1. Tenían un producto o servicio bien posicionado, y el público lo identificada por su calidad.
  2. Era visible una organización interna, aunque uno sea cliente, siempre es fácil ver ¿Qué negocio está o no organizado? Y ¿dónde hay una definición de tareas y funciones y donde solo se trabaja de acuerdo al instinto? (ya que por lo general carecen de controles de calidad)
  3. Tenía identificado su mercado meta y a su competencia
  4. Mantenía control de costos
  5. Tenía un equipo de trabajo eficiente y coordinado

En pocas palabras se podía observar donde había un administrador (con formación académica o practica) y donde no. Las crisis son momentos de verdad en los que se evalúa la capacidad de los líderes dentro de la organización y donde se gestiona en base a los recursos disponibles. Pero para lograr salir de las crisis siempre es necesario que previo hubiese  habido un arduo trabajo de planeación, organización, dirección y control.

En muchas ocasiones algunos nuevos  empresarios, consideran que no es necesario tener un administrador al frente, y existe  la creencia de que el ser dueño te convierte en  administrador.  Pero, si algo  ha enseñado esta crisis, es que no es posible trabajar con improvisación y en búsqueda de resultados solo en el corto plazo. El éxito de un negocio, no se puede basarse  en la popularidad del momento, sin haber conceptualizado un plan a futuro.

 Y ante estas interrogantes del cierre de negocios y reflexionando sobre  sobre las empresas que han cerrado en la localidad, también se logran   identificar errores u omisiones en común:

  1. No había una real preocupación por el cliente, el dueño no conocía su producto y no tenía diseñada una estrategia a largo plazo.
  2. No había un control de costos y gastos, así como un sistema “fondo para contingencias” ya que solo se pensaba en el hoy.
  3. No había una adecuada selección de personal, o una labor de capacitación y desarrollo de equipos. Cada quien iba a trabajar para ganar dinero, por lo que  no había compromiso legitimo con la organización, ni sus clientes.
  4. No había planes a futuro o capacidad de liderazgo que ayudara a cambiar el rumbo en caso de necesitarse, no había alguien que moviera el timón para evitar el iceberg.

Si algo ha dejado el COVID 19 como positivo, es la capacidad de adaptación, resiliencia y creatividad, para diseñar nuevas estrategias  que ayuden a continuar brindando servicios  y productos, bajo un nuevo esquema de comercialización.

Esta crisis ha obligado  a los administradores pensar  “out of the box” (fuera de la caja) y a diseñar  estrategias innovadoras. El administrador,  se han visto en la necesidad de desarrollar nuevas formas y medios  de comunicación, nuevas formas   de gestión que logren potenciar a sus equipos de trabajo y hoy más que nunca se ha valorado la necesidad de procesos adecuados para la selección de personal y definición de tareas.

Es importante también resaltar que se  ha re evaluado,  la capacitación interna,  como medio para el desarrollo de equipos productivos dentro del área de trabajo.  Y ha logrado potenciar, la importancia de involucrar la parte del desarrollo humano dentro de la gestión del talento, porque hoy más que nunca se requiere un trabajo en conjunto, entre la administración y la operación, para que juntos lleguen a la consecución de  metas.  Se entiende hoy más que ayer, que se requiere los colaboradores conozcan las metas y objetivos de la empresa, para que se sientan parte de lo misma.  

En tiempos de COVID 19 el administrador, también  ha tenido que crear nuevas formas de llegar a sus clientes e identificar sus necesidades, ha redefinido su producto y potencializado las ventajas y beneficios.

Ante esta pandemia,  hay palabras que han vuelto al vocabulario del administrador como: compromiso, solidaridad y empatía, y con estas nuevas formas de entendimiento se logran establecer nuevas relaciones que permitan entender la situación actual de colaboradores y clientes.

 Hoy más que nunca se enaltece la que la sinergia que nace entre empresa, colaboradores  y clientes   es necesaria  para lograr salir de esta crisis en conjunto.  Se ha re valorado al  cliente, y se ha entendido  la necesidad de estar cerca de él y de escucharlo y de conocer sus necesidades.

Hoy en día el comercio de productos y servicios puso en jaque a la industria de los servicios en general  y solo han logrado   sobrevivir los que conocían su potencialidad y lograron transformar la forma de vender. Los que conocen sus recursos hoy y los potencian hacia un futuro. Los que han dejado de esperar ganar en lo particular, para ganar como sociedad.

Hoy más que nunca la frase de  George R. Terry, sobre  “la selección y relación de hechos e información para la realización de  suposiciones a  futuro y formulación de actividades que se creen  innecesarias en el presente pero resultarían  vitales en el futuro para alcanzar los resultados deseables”.

Se hace más evidente y necesaria de aplicar. Nos lleva a la base de la administración,  pues confronta al administrador con su esencia de poder visualizar para el futuro, analizando su presente.