Por: Mtra. María Teresa Andrade Montiel.*

 

Seguramente has escuchado decir que el turismo es una de las actividades económicas más importantes en México y en muchas partes del mundo, debido a que se consideraba uno de los sectores que crecen con mayor rapidez y si que lo era; si consideramos que se posicionó como el séptimo destino a nivel mundial en número de visitantes extranjeros, solo detrás de Francia, España, Estados Unidos, China, Italia y Turquía; que se recibieron durante el año pasado 21 millones de visitantes y que generó un derrama económica en nuestro país de 22.5 mil millones de dólares.

Ante todas estas cifras, es fácil deducir el impacto tan grande que ha generado la caída del turismo provocado por el COVID 19, que ha llevado a la parálisis completa de esta actividad. Sin lugar a dudas, la actividad turística es una de las más afectadas por esta crisis y lamentablemente pasará mucho tiempo para recuperar el nivel de llegadas y derrama económica. Según datos publicados por la OMT, “el turismo internacional podrá caer entre 60 y 80% como consecuencia de dicha pandemia, ya que solo “durante el primer trimestre de 2020, se contrajo 22%, con 67 millones menos de turistas internacionales, lo que representa 80 mil millones de dólares en pérdidas”.

Esta situación de crisis, debe ser una oportunidad para hacer un replanteamiento de lo que debe ser el turismo después de esta pandemia. Todos los que de una manera u otra nos dedicamos al turismo, como profesionales y como turistas, debemos ser conscientes de ello. Es necesario replantear la práctica de un turismo responsable, seguro, inclusivo y respetuoso del entorno.

 

 ¿Qué podemos esperar que pase con el turismo?

Como todas las crisis, esta deberá darnos la oportunidad de mejorar la forma de hacer turismo. Si bien, la recuperación será lenta, es un hecho que los turistas volverán a viajar, solo que ahora serán mucho más exigentes y selectivos con cada prestador de servicios involucrado en sus viajes. Elegirán como destinos, aquellos que les garanticen la seguridad en todos los sentidos (higiene, alimentos, seguridad in situ); por lo tanto todos los involucrados en el sector, deberán garantizar el adecuado cumplimiento de los protocolos y estándares de higiene generando la confianza entre los visitantes. Veremos aerolíneas, hoteles, restaurantes, parques y todos los sitios de entretenimiento, museos, etc. adaptándose ai los nuevos procesos y generando estrategias diferenciadoras que les ayuden a captar nuevos y mejores turistas, a través de certificaciones de calidad y de seguridad sanitaria.

Veremos nuevas y mejores formas de promocionar los destinos informando sobre las medidas tomadas para garantizar la seguridad de los turistas. Será de suma importancia generar confianza para disminuir la percepción de riesgo.

Otro gran impacto generado por esta crisis ha sido en la pérdida de empleos, ya que de acuerdo a cifras del IMSS, de enero a junio de 2020 se habían perdido un total de 1181117 empleos.

Sin duda, la recuperación y generación de empleos, será uno de los retos más importantes a combatir, por lo que se espera la propuesta de ideas innovadoras en el desarrollo de nuevos productos turísticos. Para esto, es necesario que los futuros profesionales del turismo se involucren en el conocimiento de las tendencias, de los mercados emergentes, de las necesidades que el mercado actual exige.

El papel que jugarán todos los profesionales del turismo será fundamental en este nuevo turismo. Es necesario contar con colaboradores mucho más capacitados, con actitud positiva, resilientes, y mucho más dispuestos a ofrecer servicios de calidad.

Gobiernos y autoridades deberán diseñar nuevas estrategias para atraer visitantes y ayudar a mitigar la crisis económica. Una forma es a través de la digitalización de los destinos turísticos. Algunas empresas ofrecen ya viajes digitales, lo que ayuda a despertar el interés para viajes futuros.

Esta nueva visión del turismo deberá impulsarnos a poner mucha más atención en temas de Sostenibilidad, en hacer más y mejores propuestas en el turismo de salud y bienestar, en el turismo rural, el impulso al turismo local y al turismo interno, en la búsqueda de nuevos mercados internacionales.

Y también debemos ser mejores turistas, respetuosos del entorno y dándole valor a las comunidades locales.

 

Conoce más sobre nuestra carrera de Turismo: https://universidadriviera.edu.mx/carrera-administracion-desarrollo-turistico

Conoce más sobre nuestra maestría en Desarrollo regional y turismo sustenable: https://universidadriviera.edu.mx/carrera-desarrollo-regional

_________________

Fuentes:

- Barómetro OMT mayo 2020.

- El Turismo después del COVID 19 https://www.anahuac.mx/mexico/noticias/El-turismo-despues-del-COVID-19

- Las claves del turismo post Covid 19 https://viajes.nationalgeographic.com.es/lifestyle/turismo-despues-coronavirus_15469  

* Mtra. María Teresa Andrade Montiel. Licenciada en Administración de Empresas Turísticas. Maestra en Administración. Especialista en Enseñanza Turística. Catedrático Universitario con más de 35 años de experiencia profesional y académica en algunas de las mejores Universidades del país como Universidad Riviera, UVM, UIC, Universidad del Tepeyac y UTRM